martes, 3 de marzo de 2015


ALERTA

I

La vida me reprocha
cada vez que la pierdo...
en las horas estériles,
en los brumoso tedios,
en el pueril derroche
de vanos pasatiempos,
se alza como del fondo
de un jardín de misterio,
la cara de ojos fijos
y mirada de espectro,
que me habla de un destino
que he forjado en secreto,
que me habla del espíritu
solitario y excelso,
y erige un mundo alerta
sobre el fugar del tiempo...
¡La vida me reprocha
cada vez que la pierdo,
y ocurre que me asaltan
tan súbitos silencios,
que me retraigo a veces
hasta cuando converso,
por motivos que nunca
sabrán mis compañeros!

II

Cuando sufro el reproche
de la vida que pierdo,
es mi hogar de trabajo
y de canción que anhelo:
éste refugio suave
de la orquídea del sueño,
éste taller de alas
que mueve el pensamiento,
éste rosal de rosas
que en el amor se abrieron...
¡No pasarás en vano,
onda fugaz del tiempo!
Trabaja en mi conciencia
el pertinaz obrero,
que erige el mundo alerta
de las horas que pierdo,
y me llama al trabajo
y a la canción y al sueño...

ANDRÉS CHABRILLÓN 
"Lado a lado" (1914-1916)
"La cigarra" - Edit. N. Impresora - 1955 -

No hay comentarios:

Publicar un comentario